Emblema de la Comunidad, el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, fue el primer espacio en ser declarado Parque Nacional, junto con Picos de Europa, en 1918.

Abarca una superficie de 15.696 hectáreas y 19.196 hectáreas de Zona Periférica de Protección. Su zona de influencia comprende los términos municipales de Torla, Broto, Fanlo, Tella- Sin, Puértolas y Bielsa.

El Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido constituye una unidad geográfica de primer orden. Domina su orografía el imponente Monte Perdido, 3.348 m., siendo el mayor macizo montañoso calcáreo de Europa Occidental, con las cimas de los Tres Sorores o Treserols: Monte Perdido, Cilindro y Pico de Añisclo –Soum de Ramond-, desde donde derivan a modo de brazos los valles de Ordesa, Añisclo, Escuaín y Pineta, cincelados por las aguas respectivas de los ríos Arazas, Bellós, Yaga y Cinca.

La gran diversidad de ambientes y paisajes fue tiempo atrás ensalzada por ilustres personajes como Louis Ramond de Carbonnières, Soler i Santaló, Lucien Briet, Ricardo del Arco, Lucas Mallada, Franz Schrader y muchos otros.

Los habitantes de estas montañas también han jugado un papel determinante en el modelado del paisaje del Parque Nacional. Lugar hasta donde llegan cada año los rebaños trashumantes cuyo pervivencia permite mantener los un patrimonio cultural y etnográfico que otorga un valor al Parque más allá de su riqueza natural.

En el Parque Nacional encontramos un verdadero muestrario de plantas con más de 1.500 especies de la flora pirenaica. Ordesa y Monte Perdido podría ser definido como un gran jardín botánico de montaña donde conviven especies comunes, y no por ello menos bellas, con otras endémicas o exclusivas de estas montañas, como el caso de la madreselva de los Pirineos, la corona de rey o la oreja de oso, especie relíctica de épocas tropicales que prospera en las húmedas fisuras de los roquedos calizos.

Entre la fauna destacamos al quebrantahuesos, que se reparte el dominio aéreo con el águila real, entre otras rapaces. El gorrión alpino, el acentor alpino y el lagópodo alpino, son las más intrépidas de las aves, ocupando las zonas más elevadas y extremas. En el suelo, se prodiga el endémico tritón de los Pirineos o el desmán y la rana pirenaica. Las marmotas y los sarrios sorprenderán al caminante con sus repentinas apariciones.
El Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido forma parte del Sitio Patrimonio Mundial de la Unesco Pirineos-Monte Perdido y forma parte, junto con el resto de la Comarca de Sobrarbe, del Geoparque Mundial de la UNESCO Sobrarbe-Pirineos

Visita los centros de visitantes y descubre los valores naturales del espacio, sus rutas y actividades


Aquí puedes encontrar material interesante


> CONOCE MÁS SOBRE EL ESPACIO
> FOLLETO DEL ESPACIO
> INFORMACIÓN TÉCNICA

Centro de interpretación
Parking
Mirador
Paisaje pintoresco
Infraestructuras accesibles
Área recreativa
Patrimonio cultural

INFORMACIÓN

Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido
Teléfono.: 974 243 361
ordesa@aragon.es

 

Toda la información acerca de la Red Natural de Aragón

Espacios NaturalesJornadasNoticiasRed Natural de Aragón
17 junio, 2022

Horarios de autobuses en el Parque Natural Posets-Maladeta 2022

prueba
ActividadesJornadasNoticiasRed Natural de Aragón
1 junio, 2022

Abiertas las inscripciones para el Campus Ambiental Infantil de verano de La Alfranca

prueba
JornadasNoticiasRed Natural de Aragón
1 junio, 2022

Talleres, jornadas de recogida de residuos y excursiones guiadas para celebrar el Día Mundial del Medio Ambiente

prueba
JornadasNoticiasRed Natural de Aragón
26 mayo, 2022

Los premios ‘Aragón aula Natural’ otorgan el máximo galardón a tres centros educativos aragoneses

prueba

El Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido está integrado en la Red de Parques Nacionales españoles. Participa de las tres figuras de la UNESCO, puesto que forma parte de la Reserva de la Biosfera Ordesa – Viñamala, constituyendo su zona núcleo; el Parque Nacional y parte de su Zona Periférica de Protección, junto con parte del Parc National des Pyrénées conforman el Sitio Patrimonio Mundial de la Unesco Pirineos-Monte Perdido, incluido en la Lista de Bienes Patrimonio Mundial con carácter mixto, cultural y natural; y forma parte, junto con el resto de la Comarca de Sobrarbe, del Geoparque Mundial de la UNESCO Sobrarbe-Pirineos

Su zona de influencia comprende los términos municipales de Torla, Broto, Fanlo, Tella- Sin, Puértolas y Bielsa.

El Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido constituye una unidad geográfica de primer orden. Domina su orografía el imponente Monte Perdido, 3.348 m., siendo el mayor macizo montañoso calcáreo de Europa Occidental, con las cimas de los Tres Sorores o Treserols: Monte Perdido, Cilindro y Pico de Añisclo –Soum de Ramond-, desde donde derivan a modo de brazos los valles de Ordesa, Añisclo, Escuaín y Pineta, cincelados por las aguas respectivas de los ríos Arazas, Bellós, Yaga y Cinca.

El paisaje muestra grandes contrastes. En las zonas altas predomina la aridez extrema de los desiertos kársticos, donde el agua de lluvia y deshielo se filtra bajo el suelo a través de grietas y sumideros. Y en los valles, el agua está siempre presente saltando en forma de cascadas y barrancos cubiertos por una vegetación exuberante. La gran diversidad de ambientes y paisajes fue tiempo atrás ensalzada por ilustres personajes como Louis Ramond de Carbonnières, Soler i Santaló, Lucien Briet, Ricardo del Arco, Lucas Mallada, Franz Schrader y muchos otros.

Ordesa y Monte Perdido podría ser definido como un gran jardín botánico de montaña. A las madreselvas, coronas de rey u orejas de oso, endémicas de la montaña pirenaica, les acompañan prímulas, gencianas, lirios, siemprevivas, saxífragas, potentillas y merenderas.

Entre la fauna destacamos al quebrantahuesos, que se reparte el dominio aéreo con el águila real, entre otras rapaces. El gorrión alpino, el acentor alpino y el lagópodo alpino, son las más intrépidas de las aves, ocupando las zonas más elevadas y extremas. En el suelo, se prodiga el endémico tritón de los Pirineos o el desmán y la rana pirenaica. Las marmotas y los sarrios sorprenderán al caminante con sus repentinas apariciones.

Para más información consulta los enlaces de interés: